Cuidado con tus axilas

Cuidado con tus axilas

La piel de las axilas tiende a ser muy descuidada, y por ello en este segmento nuestro deseo es que puedas prestarle un poco más de atención. Las axilas, en general, parece que tuviesen mala fama. Como es una parte de nuestro cuerpo que se encuentra en pliegues (tales como la entrepierna, la parte de atrás de las orejas o entre los dedos), podemos pensar que es una zona naturalmente antiestética y sucia. Esto no tiene que convertirse en un paradigma.

Llamadas también sobacos, las axilas tienden a acumular, eso sí, mucho sudor y gran cantidad de suciedades que pueden contribuir a la irritación de la piel axilar o a la formación de malos olores. También son muy populares los casos de sudoración excesiva en las axilas, creando en algunas personas verdaderas lagunas en el tipo de camisa que tengan puesta. Prestemos pues, entonces, mayor atención a  nuestras axilas, y vayamos juntos por este pequeño camino de descubrimiento para que saques mayor provecho a esta zona de nuestra anatomía que, por qué no, es en algunas oportunidades muy sexy.

-No te depiles nunca con excesiva fuerza. Hay quienes “detestan” tanto el vello axilar, ya sea que esgriman razones estéticas o de higiene, o ambas, que creen que un afeitado fuerte supuestamente inhibirá más el crecimiento del pelo en esta zona. Esto es definitivamente un mito. Si tienes por costumbre depilar las axilas, recuerda que debes hacerlo en un día, máximo dos días a la semana, que sean fijos preferiblemente, y utiliza toda la calma del caso para quitarte el pelo que no te gusta o te molesta. Después de la depilada, es bueno que te apliques alguna crema suavizante para la piel.

-Usa un desodorante o antitranspirante definido. Hay quienes han logrado encontrar, luego de tanto tiempo, el desodorante o antitranspirante acorde a sus necesidades. Si todavía estás en esa búsqueda, sabemos lo complicado que es llegar a una solución. Si logras encontrar ese producto que sientes que te hace sudar menos y controla muy bien los malos olores, síguelo usando: no lo cambies por otro. La misma recomendación va para quienes tengan ya su desodorante o antitranspirante de confianza.

-Lleva toallitas desechables. Si transpiras demasiado en las axilas y la sensación de humedad te molesta, te recomendamos que mientras puedas lleves unas toallitas desechables. En el mercado hay unas incluso con fragancias muy agradables y ligeramente humedecidas para que te refresques.

cuidado con tus axilas Cuidado con tus axilas



Deja una opinión Cancelar respuesta


Article source: http://www.cuidadoysalud.com/cuidado-con-tus-axilas/

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks